Ladies and Gentlemen, welcome to your english club.

En los años 60’s The Beatles cruzaron el gran charco e inundaron las listas de los más vendidos en EE.UU, llevando en el carro a diversos grupos de rock and roll ingleses como The Rolling Stones. Aquella ola se conoció como la Invasión Británica y cincuenta años después se ha colado en la ciudad herculina.

Un local que recrea con enorme fidelidad los pubs británicos de categoría, y lo hace con los sellos más prestigiosos. Esto es el Brit. Es el resultado de la combinación del buen gusto, decorativo y palatal, con las mejores marcas de té, café, bebidas espirituosas y la propuesta del internacionalmente reconocido diseñador Timothy Oulton.
Todo ello se ha unido para que las noches en la ciudad gallega de A Coruña se conviertan en algo muy especial al alcance de la mano. Ya es posible poder disfrutar, en un marco incomparable, de un añejo whisky “on the rocks” sentado en muebles de diseño exclusivo y gozando de la confianza que los responsables del Brit brindan a sus clientes tanto en la atención al público como en la combinación y elaboración de sus cócteles, cafés e infusiones.
Situado a pie de puerto en Los Cantones Village, el Brit es una ventana a un pedazo de Gran Bretaña que sumerge a sus clientes en un espacio acogedor, amigable, perfecto para las reuniones de negocios, y cuyo principal objetivo es garantizar la comodidad de sus visitantes y la calidad de todos sus productos.
Timothy Oulton es el responsable del marco tan original e innovador que muestra el local. Su encuentro con los responsables del Brit se dio en París en la Feria del Maison Object. La conexión entre ambos fue instantánea. Le plantearon hacer un nuevo concepto de local de copas basado en la decoración Oulton y de ahí surgió una idea fantástica, que hoy, ya es realidad.
El diseñador inglés, natural de Manchester, comenzó su andadura cuando contaba con tan sólo 17 años y lo hizo en una empresa familiar de antigüedades regentada por su padre, el alcalde Philip Oulton. Allí, en Halo Antiques, fue donde floreció su pasión por los muebles antiguos de estilo inglés, lo que combinado con su estancia en la escuela Ampleforth, un antiguo monasterio benedictino, dio lugar a una visión única, proyectada ahora en el Brit. Este club, el único de España que lleva impreso en su decoración el sello Oulton, se ha convertido en el espolón de proa en la calidad estética y ornamental del ámbito hostelero de la ciudad, y su mobiliario ha sido especialmente traído para sus instalaciones desde tierras británicas.

El primer club británico de Galicia únicamente trabaja con bebidas premium e incluso “ultrapremium”, pues entiende que es la única manera de satisfacer a clientes premium, exigentes en la calidad de lo que les es servido. Si les parece baladí prueben a degustar un Chivas Regal de una veintena de años, o el mejor ‘single malt’ del mundo, The Glenlivet.
Rones como el Havanna Club no precisan de presentación pero su presencia en el Brit no les dejará indiferentes. Su amplio catálogo de vodkas satisface hasta al cliente más exigente. Y todo de la mano de la compañía francesa Pernod Ricard. Si quieren deleitar sus sentidos, pidan un combinado de ginebra de la mano de Plymouth, que puede con orgullo decir que sigue produciendo en una de las destilerías más antiguas del mundo situada en la inglesa ciudad costera que le da su nombre y su inconfundible sabor.
Por supuesto no sería un club de inspiración británica sino contase con una amplia oferta de tés proporcionados por la marca El Palacio del Té. Infusiones que los clientes podrán disfrutar junto a sus acompañantes o colegas de empresa en sus confortables sofás mientras ultiman los preparativos de sus proyectos. El café no falta tampoco, y como es norma en este club, es de extrema calidad y seleccionada adquisición.

No hay té ni café sin pastas, y las mejores y auténticas son las galletas de mantequilla Walkers, que representan el auténtico espíruto escocés, usando las recetas originales de más de un siglo de antigüedad. No hay Bretaña sin cerveza y por supuesto los clientes del Brit English Premium Club podrán deleitar sus paladares con la reconocida cerveza nacional de inconfundible y elogiado sabor: la Estrella Galicia.

Pero el Brit English Premium Club no sólo ofrece bebidas, infusiones y galletas. Ofrece más. Ofrece una filosofía de vida. El cliente puede disfrutar de una decoración exclusiva y un servicio profesional en cualquier momento y sin que por ello tenga que pagar ningún añadido. Es el intento de servir excelencia a cada visitante y en cada aspecto. Esta es la auténtica revolución de la filosofía del Brit. Hacer que lo exclusivo se convierta en lo habitual y accesible para todos.